Discípulas de Gea

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito define la Trata de personas como “el traslado de seres humanos de un lugar a otro dentro de las fronteras de un mismo país o hacia el exterior con fines de explotación, en su mayoría explotación sexual, laboral o en la mendicidad”

La trata y la explotación sexual mueven una cifra superior a los 8 millones de euros al día en España, según datos del Ministerio de Sanidad. Según la ONU, cerca de 140.000 mujeres acaban atrapadas en redes que les chantajean con fines de explotación sexual. Este es el tipo de trata con mayor casos, y supone un 50 % del total, siendo mujeres y niñas las principales afectadas (71 %)

En España existe desde 2015 un plan específico contra la trata. Concretamente en Guadalajara, existe desde 1983 una asociación, Guada Acoge, que tiene como misión fundamental el apoyo a personas inmigrantes, personas en riesgo de exclusión social y también está desarrollando un programa contra la violencia de género y la explotación sexual. Precisamente, para  apoyar este último programa nació la idea hace más de un año desde Inventa Editores la idea de Discípulas de Gea.

Díscipulas de Gea es un libro colectivo compuesto por las aportaciones de 36 mujeres. Se ha realizado mediante Crowdfunding y todas las aportaciones irán destinadas sostener el programa que hemos mencionado más arriba.índice

El libro está compuesto por relatos, poesías e ilustraciones que reivindican y dan valor al  trabajo artístico que realizan las mujeres, por un lado, y visibiliza la situación, las dificultades o la violencia que han sufrido las mujeres a lo largo de los tiempos. Historias que nos hablan de las luchas, de las maternidades, la amistad, el miedo, la fuerza, la resilencia, la necesidad de romper estereotipos y cambiar la sociedad, el derecho a decidir y ser quien una quiera ser, temas todos que nos tocan muy de lleno a las mujeres y de los que debemos ser conscientes a nivel individual para llevar a cabo movimientos y cambios colectivos.

Mujer. De Zahra El Hasnaoui

“Cuando

la verdad se quemaba en hogueras.

Cuando

se hablaba de cuerpos

carentes de alma,

y almas carentes de razón.

Cuando

el silencio helaba

zapatos rojos en la acera.

La breve sonrisa tornó

el frío en abrazo,

el golpe en fuerza.

Entre lides y  hastío

recuperaste la voz,

el viento y las flores”

Las ilustraciones y fotografías, realizadas mediantes diferentes técnicas, tienen mucha fuerza y en ellas predominan el cuerpo de las mujeres que se resisten, que buscan un cambio, que transmiten sentimientos, emociones, dolor y rabia pero también alegría, vitalidad y esperanza. Muchas de ellas  acompañan a los textos pero, sin lugar a dudas, tienen mensaje y entidad propia.

IMG_20171210_103020

Laura Virumbrales

En cuanto a los relatos, merece la pena destacar Las mentiras del espejo de Laura Riñón, un relato que nos recuerda el esfuerzo que tuvieron que realizar muchas mujeres para sacar a sus hijas adelante y cómo la sociedad invisibilizó su trabajo (en muchos casos, atribuyéndoselo a sus maridos) y lo menospreció… por el hecho de ser mujeres. Además, es el reflejo de otras tantas mujeres escritoras que tuvieron que hacerse pasar por hombres para poder trabajar en lo que deseaban: desde las hermanas Brönte, George Sand, María Lejárraga, Concepción Arenal  hasta la periodista (como en el caso del relato) y reportera de guerra Carmen de Burgos “Colombine” que publicó incluso bajo el seudónimo de Perico el de los Palotes.

Libros como Discípulas de Gea son necesarios. Libros que buscan la igualdad en el ámbito literario pero que también son generosos y solidarios.

Discípulas de Gea from Discípulas de Gea on Vimeo. Realizado con mucho cariño por Elvira Ongil y con banda sonora de Anibassia Vals. Merece la pena verlo.

Anuncios

Ellas también cuentan

índiceEllas también cuentan es un libro de relatos editado por Baile del Sol que recopila relatos de las principales escritoras africanas.

Se trata de una antología que pretende dar visibilidad a escritoras africanas en diversos géneros: relato, poesía y ensayo aunque predomina el primero dejando un espacio meramente simbólico a los otros dos, especialmente al ensayo.

En mi opinión, se trata de un libro necesario ya que posiblemente conozcamos pocos nombres de escritoras del continente africano, más allá quizás de Toni Morrison o Chimandada Ngozi. Sin embargo, son muchas las que dan voz a otras mujeres a través de sus historias, a sus situaciones de violencia, de opresión, etc. pero también de fortaleza, valentía y capacidad de decisión.

Junto a este libro, también me gustaría mencionar un pequeño libro titulado Cálidas eran las noches de la escritora de Cabo Verde Dina Salústico que atrae por su sencillez, brmujernegraevedad (no son relatos de más de dos páginas) y que, al mismo tiempo, ahondan y se acercan a temas complejos como la relación entre madres- hijas, la rebelión de las mujeres o la desmitificación de la masculinidad tradicional.

Como ya sabéis, siempre invito a lecturas diferentes que nos aporten otra mirada o nos hagan reflexionar. Ellas también cuentan. No lo olvidemos.

La mujer en el sur

La mujer en el Sur es un libro de relatos dentro de un proyecto de la Asamblea de Cooperación de la Paz (ACPP) que además incluye un video y una exposición fotográfica.

Los relatos, acompañados también de una ilustraciones maravillosas, fueron escritos por mujeres de 13 países diferentes (Palestina, Israel, Túnez, Marruecos, Mauritania, España, Guinea Bissau, Senegal, Haití, República Dominicana, Honduras y El Salvador) y a través de su mirada pretenden mostrar la situación de las mujeres en diversos países considerados del sur. Se trata de una muestra diversa que nos acerca a las diferencias y semejanzas en los problemas, dificultades, discriminaciones y abusos que sufren las mujeres en distintas partes del mundo.

Las mujeres, por el mero hecho de serlo, viven en condiciones de desigualdad respecto a los hombres, privilegiados. Las primeras luchan por romper las relaciones de poder que las someten. Pero además, entran en juego otros elementos que no se pueden ignorar que van desde la posición social, el aspecto físico, la religión, hasta las guerras o la raza.

Durante la lectura de estos relatos podemos ser conscientes de diferentes problemáticas. En los relatos de las autoras de Palestina e Israel, por ejemplo, se habla de las guerras. Las mujeres tienen que hacer frente no sólo al miedo al otro y al diferente, aunque se aprecia la solidaridad entre mujeres (que también surge entre las mujeres saharauis que organizan sus campamentos y buscan su derecho a que se reconozca su identidad), sino además luchar porque evitar que su cuerpo se convierta en un campo de batalla, algo que sucede en todas las guerras.

Otros relatos, como el de Marruecos nos acerca al cruce de culturas y a la mutilación genital femenina que padecen cerca de tres millones de mujeres en el mundo y que muchas mujeres como Fátima Djarra, de Guinea Bissau (uno de los países que más la sufren), intentan erradicar a través del activismo, concretamente dentro de la Asociación Flor de África en Navarra.

aliados2

La mujer como responsable de las tareas domésticas y su papel de cuidadora es otra de las cuestiones claves que sale a relucir en los relatos de Túnez o Guinea Bissau o las continúas violencias sexuales y de género que sufren las mujeres en Mauritania u Honduras así como la visión de la mujer destinada a complacer al hombre en el matrimonio en lugares como Haití o Senegal, algo íntimamente relacionado con los matrimonios forzosos, incluso con niñas, que se conciertan en muchos países del mundo.

Estos temas, junto a otros no menos importantes, como el acaparamiento de tierras en Nicaragua, la poligamia en Senegal, la falta de educación en República Dominicana (y el interés de muchas mujeres por acceder a ellas) nos dan, como decíamos, una visión general de cómo es la situación de la mujer en determinados países, sin una mirada externa.

Estas y otras mujeres, lejos de victimizarse luchan cada día por crear un mundo mejor y más igualitario para ellas y sus compañeras. Se organizan y surgen proyectos de empoderamiento relacionados con la participación en la economía, en la política, en la educación y en el activismo por los derechos de las mujeres.

Conocida es la lucha que llevó a cabo Malala Yousafzai, una niña pakistaní para que las niñas tuvieran derecho a la educación. En el libro autobiográfico Yo soy Malala podemos de conocer de primera mano sus reivindicaciones y los ataques que sufrió por ello. Otro proyecto interesante que se han llevado en distintas zonas de África como Guinea Bissau o Kivu Sur, una región del Congo es el de empoderar haciendo radio. En la entrevista que Elisa García Mingo realiza a la activista congoleña Caddy Adzuba en el libro Micrófonos de paz podemos hacernos una idea del funcionamiento y de la utilidad de este tipo de proyectos. Y también es interesante que haya novelas publicadas como La bastarda de Trifonia Melibea Obono, de Guinea Ecuatorial, donde se abordan temas como el peso del patriarcado y de las tradiciones y los valores y cómo estos limitan la libertad y emancipación de las mujeres; además se muestra también lo mal visto de la homosexualidad (la de las hombres porque la de las mujeres ni siquiera es algo que se contemple como posible, lo que resulta más duro aún).

En definitiva, este conjunto de relatos nos permiten ampliar nuestra mirada a la vida, dificultades y también a la diversidad y a los proyectos de otras mujeres en el mundo. La lucha por la igualdad continúa.

*Publicado originalmente en el blog del Club de Lectura Feminista de la Asociación La Maraña.