La única esperanza

Fuimos, ya hace unos meses, mi amiga V. y yo al Espacio de Igualdad Feminista de Madrid para escuchar la presentación del libro La única esperanza de Danielle Nicole Mbume.

IMG_20180928_182723Fue un acto, organizado por la Asociación Día a Día África Libertad, asociación LGTBQ+I, muy emotivo y lleno de fuerza y ganas para continuar la lucha a favor de los Derechos Humanos.

Comenzó el acto con música procedente de Guinea Bissau, unos tambores de agua que eran el preludio de historias duras, no sólo la que contó Danielle, cuya experiencia es la que se relata en el libro, sino también las de sus compañeras de mesa: Silvia Hernández, trans-activista; Carol, una joven tímida que balbucea el castellano recién llegada a España, que fue arrestada en Camerún tan sólo por su orientación sexual; y una abogada de CEAR.

IMG_20180928_182830

La homosexualidad en países como Camerún  supone la cárcel, muchas veces, incluso, la muerte. Además, normalmente, ni la familia ni la sociedad  la aceptan y estas personas son humilladas continuamente y carecen de vida, de la vida que les gustaría porque tienen que vivir escondidas.

El encontrar asilo en España es una tranquilidad temporal para muchas, ya que como relata la propia Carol : ¿qué sucederá después? Pasado un año muchas mujeres han tenido que casarse con hombres o tienen niños para poder tener papeles, a pesar de ser lesbianas. El retorno a su país puede ser su sentencia de muerte. Pasan quizás ese año preocupadas puesto que aparentemente una ley les protege, pero como sucede con muchas leyes, una cosa es la teoría y otra la práctica.

La situación de la trans-activista Silvia Hernández tampoco es fácil. La sociedad no la reconoce, por un lado, como mujer, como madre (tiene un hijo de siete año) y, por otro lado, tampoco como persona. La siguen considerando una persona enferma a pesar de que la Organización Mundial de la Salud recientemente ha reconocido que la transexualidad no puede ser considerada una enfermedad.

Para ella, el no reconocimiento de derechos como a otra persona está suponiendo problemas con la educación, estigmas y confusión a los hijos/as. Por ser inconstitucional, no le pueden quitar la custodia de su hijo pero con frecuencia se recurre a triquiñuelas como alegar inestabilidad emocional. Sólo puede ver a su hijo una media hora a la semana y no en vacaciones.

La abogada, Paloma Favieres (si no recuerdo mal el apellido) también explicó la legislación existente en torno a asilo por orientación sexual. La primera ley que reconoce el asilo por esta cuestión es la Ley de 1984, reforzada por la Ley de Igualdad de 2007 y la segunda Ley de Asilo de 2009. Comenta también como a nivel jurídico es más fácil trabajar en países donde está penalizada la discriminación. Sin embargo, hay que tener en cuenta que donde no lo está, quien te penaliza es la sociedad.

libro-3d-Danielle-Nicole-MBoume-la-unica-esperanzaPor último, Danielle relata sus vivencias desde que tuvo que abandonar Camerún con 16 años para poder su vida como ella deseaba. Para ella, el libro es una forma de visibilizar las luchas, las injusticias y la esperanza de vivir sin miedo. Considera que es importante realizar primero una lucha o revolución personal y luego crear una cadena colectiva para pedir derechos.

Estas vivencias personales nos pueden acercar un poco más y mostrar empatía con las situaciones personales de muchas personas a las que no se les reconoce sus derechos y con las situaciones de abuso, maltrato, miedo, extorsión, violaciones, que tienen que sufrir para poder tener una vida digna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s