Despatriarcalización de los viajes

Si buscamos la definición de Viajar en varios diccionarios encontraremos algo parecido a trasladarse de un lugar a otro, generalmente distantes entre sí, o recorrer una ruta.

viaje1

Pero, si nos fijamos, esa definición no incluye el objetivo del mismo que, por otro lado, puede ser variado. Nos hemos preguntado alguna vez ¿con qué fin? Viajamos ¿para conocer otras culturas? ¿otras personas? ¿por diversión? ¿para aprender? ¿para abrir la mente?

Cualquiera de estos motivos, y muchos más, son los más habituales escuchar cuando alguien nos habla de sus viajes pendientes o de los ya realizados.

Sin embargo, si hacemos algo de autoreflexión y autocrítica, lo cierto, y no lo digo con intención de denostar los viajes (a mí también me gustan) es que a pesar de que se afirme que viajar te abre la mente, creo que no he conocido en la vida alguien que después de un gran viaje, de esos de los que se suele presumir, haya comentado cosas muy alejadas del típico turisteo o haya sufrido un cambio espectacular en su forma de entender la vida, de posicionarse y relacionarse con los demás.

Debemos reconocer que quizás se deba a que, en los últimos tiempos, los viajes no dejan de ser un producto de consumo más dentro del capitalismo. A nadie nos va a resultar extraño esa sensación de que todo el mundo quiere viajar, cuanto más lejos, mejor y porque hay que contarlo a las amistades y familiares. En pocas ocasiones nos paramos a pensar qué implicaciones tienen o qué significan para nosotras. Viajar se convierte en objeto de colección del que fardar delante de amistades.

Quizás muchas no somos más que meras turistas, lejos de esa idea romántica, bucólica y atractiva de las auténticas viajeras.

viaje3Siempre se ha hablado más de hombres viajeros y aventureros y son ellos los que han sido protagonistas sobre todo de este tipo de viajes para presumir. De hecho, en el pŕologo del libro Mujeres viajeras y intrépidas de Cristina Morató, Manu Legineche (prologuista) dice que a lo largo de la historia los hombres han realizado los llamados viajes ego-trip, es decir, viajes que sirven para alimentar el ego y presumir. Parece ser que las mujeres viajaban, desde hace tiempo, con otras intenciones diferentes a las de alimentar el ego. Este libro nos ayudará a descubrirlas.

También en un número de la revista Altair, dedicado a viajes y feminismo: A bordo del género: cruzando fronteras en la editorial se preguntaba, si ante esta cultura viajera masculina, heroica y competitiva, existe una forma femenina de viajar.

Como decimos, la hay pero debemos intentar que no la absorba ni el capitalismo ni el patriarcado.

“Así se invita a despatriarcalizar la cultura viajera y despojarla de estereotipos, alimentarla, nutrirla con narrativas diferentes a las que nos han vendido hasta ahora”.

A mí, me está haciendo pensar cómo replantearme viajar para evitar que sea, en la medida de lo posible, viajes atravesados por el consumismo y por la cultura masculina clásica porque es el modelo que seguimos  y porque, además, se nos han ocultado las crónicas de los viajes realizados por mujeres y no tenemos referentes femeninos apenas.

Algunos puntos a tener a cuenta son:

viaje2

  • ¿Con qué objetivo viajamos?
  • ¿Qué buscamos con ese viaje?
  • ¿A quién damos nuestro dinero? (hostales, restaurantes, ocio, cultura)
  • ¿Nos hacemos fotos con personas de lugar para presumir utilizando esa persona para nuestros fines?
  • ¿Tenemos ansia por ver cuantos más sitios, mejor pero sin realmente ser conscientes de si estamos aprendiendo algo de la cultura y de la gente del lugar más allá de estereotipos?

Quizás no sea fácil, pero puede ayudar la lectura de los viajes de otras mujeres a lo largo de la historia, que como siempre, han sido invisibilizados, a pesar de haber realizado logros y descubrimientos más impresionantes que algunos hombres. Y no solo para cuando viajamos en compañía, también si lo hacemos sola.

Un libroviaje3 para reflexionar, en líneas generales, sobre viajar, qué implicaciones tiene y qué significa, puede ser el ensayo de Patricia Almarcegui El sentido del viaje.

Además del libro mencionado de Cristina Morató y el de Patricia Almarcegui, nos pueden interesar estos libros, novelas y ensayos, que abordan los viajes desde puntos de vistas muy diferentes.

Tras la lectura de algunos de estos libros y varios artículos en Internet sacamos de primera mano los motivos de por qué las mujeres han querido viajar a lo largo de la historia, en muchas ocasiones, solas. Desde para vivir un sueño, para olvidar y sanar, aprender, seguir una obsesión, para voler a los orígenes, ganarse la vida, adquirir conocimientos, alargar la vida hasta para huir de la guerra, la represión o para la cooperación y la ayuda humanitaria. Y hace un par de siglos una viajera intrépida indicó también que para encontrar un hombre honorable.

También, si viajamos como activistas o en cooperación al desarrollo, es conveniente tener cuenta algunos aspectos que muchas veces olvidamos, embuidas en ese viajar coleccionista que nos vende la sociedad. Nos abrirán los ojos estos dos recursos: el blog de Elisa Coll, Revolution on the road, sobre viajar sola, activismo y feminismo y la guía A social media Guide for volunteers and travelers que da claves para no convertirnos en la típica salvadora blanca de la población de los lugares que visitamos cuando se viaja de cooperante.

viaje4Acabemos con lo que Pere Ortin denomina Homo turisticus occidentalensis (subespecie del Homo sapiens sapiens). Dice así, en un fragmento del Epílogo de la revista Altair mencionada con anterioridad:

“El Homo turisticus occidentalensis viaja sin el menor interés por conocer algo de lo que sucede en ese lugar al que llaman “destino”. Además, cree disponer de un salvoconducto en forma de guía que le evita mancharse en los conflictos que definen la contemporaneidad y olvida, por ejemplo, que en el lugar visitado no puede haber ni habrá placer, ni ocio, ni tampoco seguridad si no hay, primero antes que nada, menos desigualdad”.

Repensemos nuestros viajes y que sean feministas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s