Maternidades subversivas

“Ser o no ser.. madre”. Esa es la cuestión.

No soy madre y, reconozco que siempre me ha dado miedo por eso que dice Rosario Hernández en el prólogo de Maternidades subversivas de  María LLopis y publicado por la editorial Txalaparta:  no tener hijos para ser siervos del patriarcado, ni del Estado ni del Capitalismo. Ni mis hijas, ni yo. Así es porque como dice Irati Fernández “la maternidad no puede ser interpretada solamente como un hecho biológico, sino que sobre todo debe ser abordada como un hecho social, cultural  e incluso político”

No quiero verme sumergida en una vida de sacrificio, renuncias y malestares que pueden venir desde la presión por ser la madre que se supone que tengo que ser o por la falta de apoyo por serlo como yo deseo.

Conocía a Maria Llopis (no en persona) por su anterior libro El postporno era eso. Me gustó, en general, el trabajo y el punto de vista de esta licenciada en Bellas Artes y artista con claras intenciones políticas feministas y quise saber qué opinaba ella, y otras mujeres/hombres de otro tipo de maternidades.

En Maternidades subversivas, a través de diferentes entrevistas, podemos tomar un primer contacto con diferentes aspectos de la maternidad, el parto o la crianza como la crianza compartida, la teta anticapitalista, la ecosexualidad, el aborto espontáneo, los peligros del amor romántico, el poliamor, la sexualidad infantil, el aspecto espiritual, el parto orgásmico, etc. Toda una ruptura con el sistema y con la idea de qué es ser mujer y cómo cumplir con los mandatos.

libroDesconozco si algún día seré madre, pero sí puedo decir que este libro me parece revelador. Obtenemos una idea un tanto revolucionaria sobre ser madre. Revolucionaria en el sentido de que ataca a las normas del heteropatriarcado y del capitalismo e intenta romper moldes. Lo más valioso del libro es que sirve como antídoto al modelo patriarcal  que nos viene impuesto de ser madre. No es tanto reivindicar una maternidad como mejor que otra, sino la posibilidad  de que cada mujer se sienta libre de parir o no, de hacerlo como crea más conveniente, de criar a su manera, sin que por ello se sienta juzgada.

Creo que el conflicto entre diferentes feminismos, entre ser madre, no serlo, entre el determinismo biológico y los aspectos culturales seguirá siendo motivo de discusión y “lucha” y esperemos que en beneficio de las mujeres. Eso sí, independientemente de esos conflictos tenemos que ser respetuosas con la libertad para elegir.Hay opciones, diversas, y todas son válidas.

Otro libro, sobre maternidades, publicado este año 2016 y que causará revuelo es Madres arrepentidas de Orna Donath, aún no lo he leído pero puede ser un complemento perfecto a éste.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s